jueves, 27 de agosto de 2009

MARIQUITA, QUITA Y PON





Son muy negros los lunares
de la hermosa Mariquita,
encarnado es su vestido
y a las flores las visita,
nada más salir el Sol,
entre nubes de algodón,
girasoles que lo miran.

Me ha contado ya los dedos:
dos, tres veces...no se quita,
Mariquita, quita y pon,
Mariquita no se quita.

Que yo quiero que tú vueles
y, volando, llegarás:
al nenúfar, al acebo,
al cantueso y al narciso
y a la rosa del rosal.

Es pequeña, es un botón,
ésta hermosa Mariquita
y, por fin, ya los contó;
sube y baja, quita y pon,
que son cinco, cuatro no,
los dedos de mi manita.


Del libro inédito:
"Hay un sapo en el jardín".
Autor: Carlos Blanco Sánchez

2 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

Deliciosa esta Mariquita... ¡Cuántos recuerdos me trae! Me daba auténtico pánico tenerla entre mis dedos, pero más aún que se echase a volar de pronto. Por cierto... nunca me contó los cinco dedos completos.

Un beso, poeta.

Soledad.

MÓNICA dijo...

Me gusto esta mariquita, bueno la vaquita de San Antonio segun le decimos acá, el poema esta muy bonito y super dulce como para niñitos bien pekes...gracias por compartirlo creo que podre aprender mucho leyendote.
FELICITACIONES Y UN BESO