lunes, 2 de noviembre de 2009

VISITAMOS AL TEJÓN

Hoy voy a contaros
cómo es el tejón,
cómo y dónde vive
el muy remolón.


Demos un paseo
por el bosque hermoso.
No hagáis mucho ruido
y abrid bien los ojos...
..................................

Mirad, junto al árbol...
es la tejonera,
es el agujero
que él hace en la tierra.


Como son las once,
casi mediodía,
seguro que está
el tejón todavía...


Ahora es el momento...
debemos cantar,
éstos estribillos
le despertarán:


-Tejón, tejonero,
no te dejas ver,
en tu tejonera
te escondes muy bien.
No nos tengas miedo,
no te haremos daño,
pues queremos verte,
luego nos marchamos.
Que somos los niños
que van a la escuela;
queremos que salgas
de tu tejonera...
........................


Mirad, ya se asoma...
ése es el hocico
y ésos pelos largos
son los bigotillos.


Dos ojos redondos,
cabeza alargada,
dos orejas cortas
y en lo alto nevadas.

La cabeza y cuello
con listas alterna,
una va de blanca
y otra va de negra.


El cuerpo es oscuro,
el vientre muy negro,
la cola algo corta,
las patas con dedos
y unas uñas fuertes
con las que excavar
ésa tejonera
donde él ahora está.


Todo, todo el cuerpo
lo tiene con pelo,
sube por los troncos,
corre por el suelo
y con ése hocico
puede olfatear

lombrices, gusanos, ...
que son su manjar.


Y ya lo habéis visto,
éste es el tejón
que caza de noche
y duerme con sol.


Tejón, tejonero,
nos marchamos ya,
vamos a la escuela.
¡Ahora hay que estudiar!

Carlos Blanco Sánchez
Del libro inédito "Hay un sapo en el jardín" (1984)

1 comentario:

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Jo!

Carlos, es que lo estoy viendo, al animalillo.

¡Qué talento tienes! Luego dices de mis musas... ¡aprendiendo de las tuyas!

Un besazo.

Sole.