domingo, 20 de septiembre de 2009

LA RANA DE SAN ANTÓN

Rana de San Antón Hyla Arbórea
Foto: Carlos Blanco

LA RANA
DE SAN ANTÓN

La rana de San Antón,
de un salto, se pone al Sol.
En los juncos se ha quedado
y su color ha tomado,

pues tiene la propiedad
de pasar del verde claro
al verde oscuro
y, en camuflaje seguro,
muy tranquila puede estar.

Si la buscas y no encuentras,
ten paciencia,
pues la puedes encontrar
donde menos te lo esperes,
si tú eres un chaval fenomenal.

Siempre está cerca del agua
entre espadañas o juncos,
o en la rama de un arbusto...
y siempre fresca ha de estar.

Háblale de tus amigos,
que no váis a coger nidos,
que al “cole” vas puntual...
todo lo que se te ocurra,
que la rana no se aburra
y, así, entabláis amistad.
Seguro que dará un brinco
de contenta
y a tu manga saltará.

Mírale bien, a los ojos,
ella sacará la lengua,
tú un gusano le has de dar
y déjala, como estaba,
en los juncos, camuflada,
que tome tranquila el Sol...
te vas por donde viniste,
una amiga nueva hiciste:
La rana de San Antón.

Autor: Carlos Blanco Sánchez
De la obra inédita: "Hay un sapo en el jardín"

2 comentarios:

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Espléndido poema!

Es una belleza, Carlos. ¿Y cómo no se ha publicado este libro, vamos a ver?

Eso sí: la foto es SENCILLAMENTE GENIAL. Celia está para comérsela, con la ranita en su naricilla... ¡y qué valiente!

Como se nota que le gustan los animales... más de una habría salido corriendo despavorida.

Un beso grandote para los tres, y feliz semana.

Soledad.

MÓNICA dijo...

jajaja que fresquito me encantoooooooooooooo la ranita de san aton yo no le aria toda esa fiesta si la encuentro, pero bueno.... jajajja
el poema es un encanto.
un abrazito